martes, 14 de octubre de 2008

Diario de una ninfómana


Las marquesinas de autobuses Madrid, gestionadas por la empresa PubliSistemas, no exhibirán los carteles de la película Diario de una ninfómana, del director Christian Molina. Tampoco incluirá sus anuncios ni hablará de ella la cadena Cope. Molina se ha quejado esta mañana, durante la presentación de este trabajo, de la "censura" sufrida por la cinta, protagonizada por Leonardo Sbaraglia y Belén Fabra y que se estrenará el próximo viernes. En el cartel, se muestra el vientre y los muslos de una chica en bragas de lencería negra, que en un gesto sensual se toca el pubis con una mano. La razón es que la consideran de "dudosa legalidad" o "gratuitamente provocativa".

El país digital 14-10-2008


—Pero de vosotros, soez y baja canalla, no hago caso alguno. ¡Tirad, llegad, venid y ofendedme en cuanto pudiéredes; que vosotros veréis el pago que lleváis de vuestra sandez y demasía!

Don Quijote de la Mancha


Simplemente un comentario: ¿el problema estriba en que se evidencia que la chiquilla se masturba? Ningún problema habría si se mostrara matando o muriendo brutalemte, como en infinidad de carteles. Desde luego que "me vai a quitá el pellejo".

Almanzurbillah

1 comentario:

Almanzurbillah dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.