viernes, 23 de enero de 2009

... que ni Dios sepa en qué medida somos.

Amor, minúscula y risueña deidad, te maldigo; y maldigo aquella, tu caprichosa saeta pergeñada con la madera noble del ciprés. Y a ti, su madre, que arribaste a Citerea, nacida de la espuma del venturoso mar, Venus, te maldigo también, y maldigo a tu gemela transadriática Afrodita Cipris. Os maldigo cuando vuestro arte sigue depositando anhelos en las mismas razas, en el espejo genético de las carnes, en aquellos hombres, amantes y amados, que declaman los mismos versos. ¡Impedid esas homónimas pasiones; oh, inmortales! Pues ¿en qué, perversas deidades, engrandecen esos hombres el género humano al amar a quien aman? Sabéis que creció la humanidad en perfección tras la semilla depositada por el egregio Salomón en el vientre de la hermosura calcinada de la dulce reina de Saba; que avanzó la excelencia de lo homínido tras el cruce de deseos nombrados con distintos sonidos. Estúpidas divinidades mezclad lo oscuro con lo claro, lo alto con lo bajo, lo bello con lo bello, desterrad lo puro de la naturaleza humana, amalgamad el sonido del norte con el aroma del mediodía. Si es cierta vuestra excelencia haced un crisol humano de colores y sonidos, abigarrad el interior de cada casa. Haced esto y volverán los votivos humos grises desde los altares de nuevo a tributaros, con la excelencia de los aromas más preciados, con la gratitud y el miedo debidos a quienes caprichosamente hacen. Impedid este Amor previsible ¡oh, inmortales! y yo bañaré el ara de vuestros hermosos templos con la untuosa sangre del más rollizo de los carneros, y postraré a vuestros pies, ¡oh! graciosas deidades, ejércitos de devotas criaturas, cohortes de hermosa confusión.

Quizá entonces se solucionen algunos problemas.
Almanzurbillah

4 comentarios:

Luz de Gas dijo...

Si lo aman es porque lo necesitan para seguir, lo malo es cuando se usa su nombre para hacer lo que les sale de la pingoneta de donde tu sabes.

Comprendo tu furia porque yo lo he sentido muchas veces.

Besos

Anónimo dijo...

alfonso macias
tremendo sublime ideal BRUTALLL
ah y cortito

Almanzurbillah dijo...

Luz, Alfonso ¿Cómo era? Muerto el perro...

...cuando concluya la mezcla imparable de los hombres, sus razas, pueblos, religiones; cuando todos seamos unos mestizos desarraigados de ojos rasgados, entonces...

... besos

Odi Noyola dijo...

^-^♣ ¡Muy interesante! ♣^-^